Si tienes instaladas ventanas de aluminio o PVC, quizá necesites saber cómo limpiarlas con facilidad. En Crisan Limpiezas, desde la experiencia que nos brinda nuestra empresa de limpieza en Las Rozas, te ofrecemos los consejos más eficaces para que consigas mantenerlas siempre en perfecto estado.

Las ventanas de aluminio han de limpiarse dependiendo de su material de fabricación. Para las de aluminio comienza eliminando la suciedad con un trapo. Sigue usando una bayeta o esponja de microfibra con agua y jabón. Si tiene acumulada mucha suciedad, usa agua, alcohol sanitario y vinagre blanco.

Es esencial que aclares un par de veces la zona y que seques muy bien. Mejor si dejas la ventana abierta unas horas para evitar que la humedad se condense. Para los cristales, puedes usar una mezcla de agua, vinagre y limón para conseguir un efecto perfecto.

Las de PVC requieren que uses un trapo suave y una mezcla de agua caliente y jabón. No uses productos químicos agresivos (especialmente si contienen amoniaco) y trata siempre los perfiles con la energía suficiente, pero sin dañarlos. Remoja bien la zona manchada y ve eliminando la suciedad poco a poco.

De querer conseguir brillo en la ventana y en los cristales, el vinagre blanco, el zumo de limón y el bicarbonato son suficientes. Seca muy bien la ventana y déjala abierta para evitar que el moho aparezca en las juntas. Aprovecha la ocasión para limpiar las persianas con la misma mezcla, obteniendo así un resultado mejor.

Su buscas un acabado profesional o simplemente no quieres llevar a cabo esta tarea, confía tus ventanas a nuestra empresa de limpieza en Las Rozas. ¡Llámanos! Nuestros profesionales trabajan con cuidado estos tipos de materiales para evitar su erosión y eliminar la suciedad progresivamente. ¿El resultado? Alargarás la vida útil de tus ventanas.